Sáb, 23 de septiembre de 2017 | 11:46 hs.

[ 11.03.2017 12:00 ]   ›

“Visión Cero” es la forma de luchar con éxito contra la inseguridad en las rutas

Emilio Jatón quiere reducir las consecuencias fatales de los accidentes de tránsito

“Visión Cero” es la forma en que numerosos países encararon exitosamente “la lucha contra la inseguridad en rutas y calles” procurando “reducir drásticamente las consecuencias fatales del tránsito”. Es tanto una actitud hacia la vida como una estrategia para crear un “sistema seguro de transportes y caminos”. No es sólo un plan, es una filosofía que se sustenta en un principio ético: “el único número aceptable de muertos o heridos graves en las rutas y caminos es cero”. El senador socialista Raúl Emilio Jatón (PS-FPCS-La Capital), en función de ello, en la sesión extraordinaria del jueves 9 de marzo de 2017 de la Cámara de Senadores de la Provincia de Santa Fe, obtuvo el apoyo unánime de sus pares para el Proyecto de Comunicación de su autoría ingresado sobre tablas, por el cual el Senado solicita al Poder Ejecutivo que “la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV) declare su adhesión al paradigma ‘Visión Cero’ como principio fundamental para la seguridad vial”.
 
El enfoque clásico para enfrentar el problema de los accidentes de tránsito, asume que la mayoría son causados por la imprudencia o la negligencia de alguno de los sujetos involucrados: conductor, peatón, ciclista. Por ello, “las soluciones tradicionales proponen fortalecer los incentivos para que cada sujeto tome individualmente mayores recaudos para prevenir posibles daños”, es decir, “se propone endurecer las penas por las infracciones de tránsito o la responsabilidad civil derivada de los daños ocasionados, incrementar los controles por parte de los funcionarios para hacer cumplir las leyes, concientizar a la población de los riesgos y de la importancia de prevenir los accidentes”, entre otras medidas que apuntan a modificar la conducta del individuo.
 
En la “Visión Cero”, en cambio, se trabaja con la comunidad para que comprenda esas normas, se prioriza la movilidad multimodal, se identifican los riesgos para corregirlos y se asume la responsabilidad de proteger la vida del otro. Su fundamento es que “nadie debería morir ni sufrir lesiones para toda la vida en las rutas y caminos”, y se parte de la consideración de que “el sistema de rutas y transportes no está adaptado a que los seres humanos se equivocan”. En suma, “se acepta que siempre ocurrirán accidentes, pero no que de ellos resulten lesionados de gravedad”.
 
La estrategia tradicional imperante hasta hoy concentra los mayores esfuerzos en trabajar con el factor humano, en la creencia que en él recae el 90% de la responsabilidad ante un accidente, restándole atención a los otros dos factores integrantes del sistema de tránsito, que son el factor ambiental: las vías de circulación, y el facto mecánico: los vehículos.
 
“Visión Cero”, en cambio, promueve una concepción diferente en esta materia pues, desde una perspectiva integral, toma en consideración la responsabilidad de: “los que proyectan, construyen y mantienen las rutas y calles; los fabricantes de los vehículos y de los que deben controlar su estado de conservación; los que dictan las leyes y de los que las aplican; los educadores; los que atienden las emergencias en la vía pública; los conductores, tanto particulares como profesionales; peatones y ciclistas”.
 
En atención a que “ningún automovilista tiende a cumplir las normas de tránsito”, se necesita “rediseñar las calles y rutas para que el conductor no tenga otra alternativa más que cumplir las normas”. No obstante, la gran parte de las medidas que se proponen a partir de la “Visión Cero” son extremadamente económicas, aún más si se las compara con el enorme costo emocional y material que implica la muerte de una persona.
 
Consisten en “mejoras en la organización y señalización de las calles; reducción del límite de velocidad máxima a 30 kilómetros por hora; incorporación de rotondas; alcoholímetros en automotores de transporte público; las rutas y avenidas 2 + 1 con barrera que divide los carriles de sentido contrario para evitar los colisiones frontales entre los automóviles; más carriles para bicicletas y otras”.
 
Reducir el número de víctimas mortales requiere una combinación de personas, vehículos e infraestructuras, que suministre mayor seguridad. En Argentina, durante el año 2014 fallecieron 4.608 personas en accidentes viales, y en el año 2015 se registraron 4.380 muertos en todo el territorio nacional. En Santa Fe, se registraron 596 muertes en accidentes viales en el año 2014, mientras que en 2015 disminuyó esta cantidad a 471.
 
La “Visión Cero” poco a poco se abre camino y, en ese sentido, el Gobierno de la Provincia de Santa Fe, en los últimos años, “ha realizado avances considerables al respecto, fundamentalmente en lo relativo a mejoras de la infraestructura vial y de campañas de concientización”, fundamentó el senador socialista Raúl Emilio Jatón (PS-FPCS-La Capital) el Proyecto de Comunicación de su autoría, aprobado en la sesión extraordinaria del jueves 9 de marzo de 2017 de la Cámara de Senadores de la Provincia de Santa Fe, sobre tablas y por unanimidad, no sin antes añadir que “se busca complementar la normativa vigente sobre la materia: Ley Provincial Nº 13.133 del año 2010, a partir de la promoción de una visión integral con respecto a la seguridad vial y las obras públicas viales”.
 
Publicado: 11/Marzo/2017

Fuente: F

EL CLIMA
Diputados Provinciales
CÁMARA DE DIPUTADOS
DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
2015 - 2019
Senadores Provinciales
CÁMARA DE SENADORES
DE LA PROVINCIA DE SANTA FE
2015 - 2019
NEWSLETTER

Recibí toda la información por
tu casilla de e-mail.

Suscribirse
HORÓSCOPO

Obtén tu horóscopo diario con tu pronóstico gratis dándole clic a tu Signo del Zodiaco abajo